Omega

Omega specialty lubricants are probably the finest line of Quality Oils, Greases and Additives in the world.

 

Omega specialty lubricants are generally made from premium and limited source Paraffinic-type base oils because of their naturally higher viscosity index, stability and purity. Besides, Omega specialty lubricants contain scientifically-developed exclusive supplements called - "Megalites".

 

These supplements are a technologically-advanced family of exclusive and unique agents designed to provide maximum protection for costly machinery, vehicles & plant equipment.

 

Omega supplies Total Concept Lubricants engineered and developed with the single aim of enabling machinery to perform more efficiently, with less wear and extended service life.

 
Microphotograph of metal surface
lubricated with ordinary oil
Microphotograph of the same metal surface
lubricated with OMEGA oil containing Megalites
Informaciones

Mantenimiento preventivo de lubricación

Lubricación industrial

Grasas Multipropósitos

Seguridad de lubricación

Mantenimiento preventivo de lubricación
Lubricación es el proceso mediante el cual se reduce la fricción. La fricción, descontrolada, provoca el desgaste, el despilfarro de energía y el aumento de la temperatura que provocan un gran daño en máquinas y equipos, pero nunca podrá eliminarse por completo. El único criterio importante de la lubricación es la máxima reducción de la fricción.

La lubricación es la clave para reducir el despilfarro de reducir y el deterioro de las piezas. La reducción del desgaste puede convertirse en la clave para mantener la máxima eficacia de un equipo y para alargar la vida de una máquina.

El lubricante puede ser gaseoso, líquido, sólido o sintético. Son importantes para mantener contaminantes de las piezas de maquinaria delicada en áreas contaminadas. El aumento de calor es un ámbito especialmente problemático para los ingenieros de mantenimiento, ya que las máquinas trabajan más tiempo y más rápido sin parar. Los aditivos especiales son cada vez más importantes para ayudar a reducir el calor generado que, de lo contrario, podrían provocar una avería en la máquina.

Los resultados directos de la lubricación:
  • Retraso del desgaste
  • Minimización del aumento de temperatura
  • Reducción de la fricción
  • Aumento de la vida útil de la máquina
  • Reducción del tiempo de inactividad
  • Reducción de los costes de producción derivados del funcionamiento ininterrumpido de la máquina, de menores costes de mantenimiento y menor necesidad de recambios.
     
Lubricación eficaz

Para mantener un rendimiento eficaz y continuo de plantas, fábricas y talleres, resulta fundamental establecer sistemas de mantenimiento correctivos y preventivos.

El mantenimiento correctivo se lleva a cabo cuando se producen daños de pequeña consideración en el equipo o en la máquina. Comprende la reparación de la pieza, es la política habitual en pequeñas industrias que tienen un número reducido de máquinas y en las cuales cualquier tipo de daño no afecta normalmente al flujo de producción.

El Mantenimiento preventivo está orientado a lograr el periodo más largo de funcionamiento de la máquina sin problemas ni daños que podrían provocar la interrupción en el flujo de producción. Con un mantenimiento preventivo eficaz es posible mantener la máxima eficacia en la producción industrial con la mínima pérdida de tiempo provocada por las interrupciones. Esto permite obtener el menor coste para el producto final.

La lubricación preventiva es, quizá, el aspecto más importante del mantenimiento preventivo: A partir de estadísticas recopiladas durante muchos años, los investigadores Omega han calculado que el mantenimiento general supone entre el 5 y el 10 % del coste operativo total, y la lubricación de mantenimiento supone solo el 2,5 % del coste de mantenimiento general. Dicho de otra forma, el conste de la lubricación de mantenimiento, en comparación con el coste total de producción se sitúa entre el 0,125 y el 0,25 %.

El análisis realizado por la División de Fabricación de las necesidades de lubricación de mantenimiento muestra que este es el pilar principal del programa de mantenimiento preventivo general y que una lubricación inadecuada  costará proporcionalmente más que el ahorro absurdo que se obtiene al utilizar lubricantes de baja calidad.

Beneficios de una lubricación adecuada

La maquinaria moderna es complicada, compacta y necesita unos ajustes precisos para condiciones de funcionamiento duras y diversas. Esto ha desembocado en la utilización de una gran número de diferentes tipos de lubricantes, para cuya correcta aplicación hace falta mucha atención y esfuerzo.

Ahorro: los posibles ahorros logrados con los lubricantes Omega equivalen a 100 veces el coste de la lubricación.

Observación de rendimiento: mejor calidad Los lubricantes Omega duran más, incluso trabajando a velocidades máximas. Además, normalmente se necesita menos cantidad para hacer el trabajo que con lubricantes más baratos.

Gastos de mantenimiento: alta calidad Los lubricantes Omega reducen la necesidad de cambiar piezas y el daño que sufre la maquinaria.

Reducción de averías al mínimo: las averías no solo resultan muy costosas en términos de reparación, sino también en lo que a fallos de producción se refiere. Esto ocurre tanto en las fábricas muy automatizadas, como en una pequeña granja en la que la avería en un tractor puede suponer perder mucho dinero. La lubricación con Omega reduce drásticamente el número de averías.

Menor rechazo de producción: muchos productos son rechazados cuando se inspeccionan. Muchos productos rechazados son resultado directo de que la maquinaria no funciona según lo planeado debido al desgaste producido por una lubricación inadecuada.

Programa de lubricación preventiva

El primer paso para garantizar una lubricación adecuada es elaborar un programa de lubricación de Omega. En primer lugar, necesitará:
  • Determinar intervalos de lubricación
  • Clasificar y codificar los diferentes lubricantes necesarios
  • Establecer un sistema de registro
  • Elaborar rutas de lubricación
  • Crear un archivo central para el control
  • Establecer intervalos de lubricación
  • Establecer un registro diario de lubricación
  • Asegurarse de que existe un stock adecuado de lubricantes Omega
Lubricación industrial
Los rodamientos y los engranajes suponen el 90 % de las necesidades de lubricación de las plantas procesadores. rodamientos también pueden dividirse en rodamientos  lisos y rodamientos antifricción.

Los engranajes también tienen diferentes clases: engranajes rectos, helicoidales, de diente en ángulo, cónico, de tornillo sin-fin o hipoidal. Cada uno de los diferentes tipos de rodamientos y engranajes funcionan de formas diferentes y necesitan, ¿o no?

Tras examinar cuidadosamente el funcionamiento de cada uno de los rodamientos y engranajes anteriormente mencionados, normalmente puede elaborarse una lista mínima de lubricantes adecuados. La característica de contacto entre superficies de cada clase de rodamientos y engranajes ofrece un recurso para la elaboración de una lista de este tipo.

Rodamientos Lisos

Los rodamientos lisos, que consisten en dos superficies que se deslizan una contra la otra, se lubrican normalmente con un aceite elegido para adaptarse a su velocidad habitual o a la carga que soportan los cojinetes.

Los aceites viscosos se emplean normalmente en lubricación directa con pequeños volúmenes de aceite, lubricación de arranque y lubricación para cargas pesadas. Si las temperaturas van a rondar las del entorno, la selección del aceite lubricante también se verá afectada.

Se empleará grasa lubricante en cojinetes lisos cuando: la velocidad es baja, las cargas son pesadas y las temperaturas son altas; el funcionamiento es intermitente y las tolerancias son grandes; las ubicaciones son inaccesibles; se contaminan fácilmente con agua o suciedad.

Hay que reconocer que la viscosidad y los aditivos no corrosivos del aceite son muy importantes para la vida de los cojinetes lisos.

Rodamientos Antifricción

Estos rodamientos incluyen rodamientos de bolas, de rodillos cilíndricos, de rodillos cónicos y de apoyo de agujas. Utilizan un aceite seleccionado de acuerdo con el diámetro interno del cojinete, velocidad y temperatura.

Sin embargo, la lubricación con grasa ofrece una gran versatilidad de diseño, ya que una única grasa Omega de gran rendimiento puede utilizarse para todos los diámetros de rodamientos y para todas las temperaturas, desde -29  a 140 oC. Una grasa de elevada calidad, Omega 77, reduce drásticamente los inventarios, las averías y los costos de mantenimiento.

La máxima vida útil del rodamientos solo se obtiene con un lubricante limpio en un rodamientos limpio. Las diferencias entre los diseños de los rodamientos pueden incrementar la resistencia al empuje, a las temperaturas extremas, a la presión y a la exposición a fluidos corrosivos.

Engranajes Rectos

Estos engranajes tienen dientes que cortan en línea recta a través de la superficie del diente del engranaje, ofreciendo un contacto engranaje a engranaje paralelo a los ejes. El posterior deslizamiento, repliegue y despliegue entre los dientes inyecta una película de aceite considerable.

Por tanto, los engranajes rectos pueden lubricarse con aceite no aditivado y más económico. Omega 670 proporciona más flexibilidad que otro aceite mineral normal.

Engranajes Helicoidales

Estos engranajes tienen líneas centrales paralelas con dientes cortados diagonalmente a través de la superficie del diente. Este tipo de engranaje permite un mayor tiempo de contacto entre los dientes y permite que más de un conjunto de dientes se engranen a la vez. Estos engranajes pueden provocar un considerable empuje lateral.

Normalmente pueden lubricarse con el mismo tipo de aceite que se utiliza para los engranajes rectos - Omega 670 - pero, dependiendo del uso, a veces puede ser necesario utilizar aditivos de extrema presión (EP) - Omega 690.

Engranajes de Diente en ángulo

El diente de engranaje en forma de V es característico de los engranajes de diente en ángulo. Estos engranajes producen un empuje lateral contrarrestado. Solo se produce un deslizamiento radial y un contacto in-and-out entre las dos partes de los engranajes de diente en ángulo. En este caso, debe utilizarse Omega 670.

Engranajes Cónicos

Los engranajes cónicos tienen líneas centrales del eje entrecruzadas y normalmente tienen dientes que recuerdan a los de los engranajes rectos y de diente en ángulo. Estos engranajes cónicos pueden lubricarse con Omega 670.

Engranajes de Tornillo Sin-Fin

Se utilizan normalmente cuando las líneas centrales del eje forman un ángulo recto entre ellas. Los engranajes de tornillos sin-fin incluyen una rueda conducida más pequeña (un tornillo sin fin de acero) y una rueda conducida más grande de bronce (el engranaje). El tornillo sin fin engrana en los bordes exteriores del engranaje.

Una disposición de engranajes como esta puede hacer frente a importantes reducciones en las rpm de la potencia de accionamiento, con los consiguientes incrementos en el par motor aplicado. Existe mucho deslizamiento cerca de la línea de contacto entre los dientes que interviene con la formación de una considerable película de aceite.

Para engranajes de tornillo sin-fin, y por esa razón, Omega 680 con su rendimiento diferencial de deslizamiento limitado, es el mejor lubricante.

Engranajes Hipoidales

Similares a los engranajes de tornillo sin fin, pero el tornillo sin fin engrana en el lado del engranaje Este engranaje también tiene tendencia a quitar la película protectora del aceite, volviendo aún más difícil su lubricación. Es fundamental que los engranajes hipoidales sean lubricados con aceite para engranajes Omega 690, indicado para condiciones de carga extrema.
 
Grasas Multipropósitos
El Departamento de Producción de Omega ha desarrollado y formulado grasas especiales de elevado rendimiento, que proporcionan una lubricación adicional, bajo una enorme variedad de condiciones de difícil funcionamiento. Las grasas multipropósitos Omega, están diseñados para superar el rendimiento de las grasas lubricantes habituales.

Las grasas multipropósitos industriales Omega, proporcionan:
  • Mejora del rendimiento de la maquinaría;
  • Ausencia de aplicaciones incorrectas;
  • Simplificación del stock;
  • Reducción de gastos de stock y de los requisitos de espacio de almacenamiento.
  • Utilización versátil;
  • Reducción del tiempo de inactividad o de pérdidas de producción.

Como necesita una menor cantidad de lubricantes, la compra y el almacenaje también es menor. Comprar grandes cantidades de un menor número de productos genera un ahorro de costos por unidad. Su aplicación puede ser realizada por personal no cualificado o semicualificado y hay una menor probabilidad de que ocurran aplicaciones inadecuadas.

El estandarizado de alta calidad y el mayor rendimiento de los lubricantes multiuso Omega, permiten la aplicación de dosificadores automáticos de lubricante o los procedimientos de aplicación simplificada, realizados por mano de obra barata. Los costes de mantenimiento se reducen, ya que las partes duran más y funcionan mejor, y el lubricante Omega es menos propenso a ser eliminado, quemado, purgado o contaminado.

Los ensayos de campo fueron considerables. En las pruebas se utilizaron más de 13,500kg de grasas multipropósitos Omega, y también una selección de 21 lubricantes comunes. Omega 85, Omega 33, Omega 77 y Omega 57.

A continuación presentamos algunos casos prácticos de aplicaciones en que la calidad superior de los lubricantes multiuso Omega ha sido demostrada:

Aplicación a altas temperaturas

En un test se aplicó Omega 85 en los rodamientos del ventilador principal de un horno cementero. El calor del quemador en el fondo del horno era irradiado hacia esta zona, superponiéndose al calor generado por el rodamiento. La temperatura normal del rodamiento, usando grasa común llegó a 121ºC. Con la aplicación de Omega 85, la temperatura bajó a aproximadamente 79ºC.

Omega 85 también se ha probado en bombas de aceite de alta temperatura donde las temperaturas alcanzaron 204ºC Las plantas de mezclado de asfalto en caliente necesitan aceite caliente para bombear en la mezcla. Únicamente las grasas que no se funden a estas temperaturas tan elevadas podrán lubricar estas bombas. Omega 85  resiste fácilmente estas temperaturas elevadas.

Los rodamientos de diez ventiladores usados en el horno de revenido de una gran siderúrgica fueron lubricados con grasa común mientras otros 10 fueron lubricados con la grasa multipropósito Omega 85  La temperatura normal de funcionamiento de estos rodamientos, es de cerca de 115ºC. Después de una operación de tres meses, seis de los ventiladores lubricados con grasa común se averiaron, mientras que aquellos que fueron lubricados con Omega 85  siguieron funcionando durante dos años más.

Calor y humedad elevados

Muchas industrias producen bajo condiciones de temperatura y humedad muy elevadas. Cada uno de estos factores, individualmente, puede provocar el deterioro del lubricante. Cuando los factores se combinan, los lubricantes comunes no pueden proporcionar lubricación durante un período de tiempo razonable.

En las industrias conserveras, donde las condiciones asépticas son fundamentales, se utiliza vapor sobrecalentado para esterilizar y vaciar los envases, en una única operación. Se detectan temperaturas por encima de los 260ºC, y en las zonas de enfriamiento se forma condensación de humedad.

Omega 33 se probó en este tipo de entorno y ha demostrado su capacidad para lubricar estos equipos.

En el sector maderero, se introduce vapor en la corriente de aire caliente utilizada para secar la madera en un horno. El vapor ayuda a controlar la velocidad del secado. El centro del rodamiento del ventilador de este equipo sufre la acción del calor y de la humedad. La grasa multipropósito Omega 33 fue probado en este tipo de aplicación y se adhirió firmemente al rodamiento, proporcionando la lubricación adecuada pese a sus duras condiciones de funcionamiento.

En la misma industria, los rodamientos de alta velocidad del cabezal del equipo de sierra de cinta funcionan a temperaturas superiores al punto de ebullición del agua. A la vez, los rodamientos menores están continuadamente sujetos al lavado de agua, usada para enfriar la sierra de cinta. Las grasas multipropósitos Omega 57 y 77 se utilizaron para aumentar el rendimiento de la sierra de cinta.

Contaminación por agua

La contaminación de los lubricantes debido al agua es una fuente continua de preocupación de los ingenieros de lubricación en casi todas las industrias. El agua interfiere con los procesos de lubricación y permite la corrosión de las articulaciones móviles. El agua puede introducirse en los rodamientos cuando las juntas se encuentran en un estado inadecuado o deficiente, o cuando la grasa no se adhiere al journal formando un collarín sellante.

En las operaciones de envasado de cerveza, normalmente se utiliza agua caliente a alta presión para lavar el equipo. Esto se hace con el fin de limpiarlo, pero tiende a lavar las grasas normales de la pieza. El lavado con agua junto con la contaminación por cerveza, un depósito de lubricación limitado y, en ciertos casos, tolerancias muy ajustadas, suponen una prueba muy dura para cualquier lubricante.Omega 57 y 77 resistieron a todas estas difíciles condiciones de funcionamiento y proporcionaron una mejor lubricación.

En algunas industrias, como los aserraderos, los rodamientos tienen que operar sumergidos. Aunque estaban diseñados de forma que los rodamientos estuviesen totalmente encapsulados, raramente se daba el caso. Se espera que la grase forme un sello contra el lavado del agua y la mezcla del agua. Omega 95 extremadamente resistente al agua fue capaz de lubricar en estas condiciones cuando otras grasas no pudieron.

Otra exitosa prueba de servicio se llevó a cabo utilizando Omega 57 y 77 para lubricar  los cojinetes de las ruedas de vagonetas  que trabajaban mucho en agua a lo largo de tramos de muchos kilómetros de vías subterráneas.

Las prensas de impresión de periódicos producen un mínimo de 28 000 copias a la hora y los rodamientos sufren un alto grado de cizallamiento. En las plantas de laminación de acero encontramos grandes sistemas dispensadores de grasa, altas temperaturas y un elevado riesgo de contaminación. La grasas multiptopósito Omega 57 y 77 maneja fácilmente estos rigurosos entornos de trabajo.

Asimismo, las grasas multifunción de Omega proporcionan una excelente estanqueidad y protegen los cojinetes de la corrosión y la contaminación. Los lubricantes Omega también ofrecen una excelente estabilidad de trabajo, permitiendo elevadas cargas de máquinas a altas velocidades.
Seguridad de lubricación
Riesgos para la salud, precauciones y responsabilidad medioambiental de los usuarios de lubricantes

Los problemas de salud derivados del contacto con lubricantes son bastante raros y se producen principalmente en circunstancias en las que existen un grado considerable de contacto prolongado.

Naturalmente, no obstante, como sucede con todos los tipos de químicos, algunas personas extremadamente sensibles tienden a ser hiperalérgicos a algunos lubricantes o ingredientes de lubricantes. Algo parecido sucede con la aparición de erupciones en ciertas personas después de comer fresas o tomates, mientras que la gran mayoría disfruta de esas comidas habitualmente sin efectos negativos.

Distintas formas de irritación de la piel e, incluso, enfermedades más graves como el cáncer de piel se han asociados con productos derivados del petróleo ligeramente refinados como hollín, esquisto bituminoso y alquitrán de hulla. Los lubricantes que contienen los jabones de plomo suponen un riesgo especial, ya que, en esta forma, el plomo  puede ser absorbido por la piel (los lubricantes Omega no contienen plomo).

En las industrias en las que se produce un contacto prolongado con lubricantes y espráis o vapores de aceite fino, unas buenas prácticas en el taller pueden eliminar prácticamente cualquier problema de salud de los operarios.

Con unas sencillas precauciones de seguridad se logran unos resultados muy efectivos. Estas precauciones, que se resumen a continuación, resultan convenientes, independientemente del aceite de corte, del aceite lubricante o de la grasa que se utilice, o de las aplicaciones industriales en cuestión.

(1) Protectores contra salpicaduras, conductos de ventilación, etc.
Se deberá animar a los operarios a mantener todos los dispositivos de seguridad pasivos para garantizar la mínima exposición a largo plazo a los lubricantes.

(2) Indumentaria
En los casos en que el contacto continuo y directo con los lubricantes es inevitable, hay que promover el uso de batas limpias (o limpiadas en seco con regularidad), así como delantales y guantes impermeables.

(3) Instalaciones de lavado
Hay que proveer instalaciones de lavado adecuadas, incluidos jabones y lociones desengrasantes sin disolventes.

(4) Primeros auxilios
Los trabajadores deben tener acceso rápido a instalaciones de primeros auxilios, así como asistencia médica para urgencias.

(5) Prevención de incendios
Aunque los aceites y grasas lubricantes  no se inflaman tan fácilmente como se cree mayormente, ciertas manipulaciones negligentes (chispas, fumar cigarros, limpieza o eliminación de residuos inadecuada, mantenimiento de maquinaria deficiente que causa un sobrecalentamiento) se inflamarán con tanta facilidad como la madera o el papel.

En interés de la seguridad, hay que mantener el equipo contra incendios y los extintores en buenas condiciones de funcionamiento y en zonas de fácil acceso. Se puede buscar asesoramiento en la oficina o departamento local de prevención de incendios.

(6) Derrames y deslizamientos
Cuando los derrames o fugas son inevitables o se producen frecuentemente, se recomienda el uso de un material absorbente de aceites adecuado con capacidad de gran absorción como medida preventiva o eliminadora.

Responsabilidad medioambiental

Los aceites y grasas deben  desecharse adecuadamente y no verterlos directamente en los sistemas de  alcantarillado ya que puede dañar gravemente el medio ambiente. Los lubricantes han de desecharse de una manera adecuada y segura. Consulte a su autoridad de medio ambiente local la legislación de eliminación de residuos que se aplica en su estado (o país).

Los lubricantes no deben desecharse de forma irregular y sin preocuparse del daño a veces irreversible que pueden causar.

No nos consta que exista una variedad más segura de lubricantes disponible en algún otra parte del mundo que los que proporciona el  Departamento de fabricación de Omega .

Garantía de salud de Omega

Los componentes químicos de productos elaborados por el Departamento de fabricación de Omega vienen certificados como que ninguna sustancia cancerígena reconocida (carcinógenos) especificada abajo forma parte de cualquier producto, compuesto o mezcla para lubricante Omega:
 
NOMBRE QUÍMICO Nombre común o comercial
(1) 2-Acetilaminofluoreno 2-AAF
(2) 4-Aminofenil 4-ADP
(3) bencidina (y sus sales) BCME
(5) 3,3-Diclorobencidina (y sus sales) DCB
(6) 4-Dimetilaminoazobenceno Metil Yellow
(7) beta-naftilamina 2-NA
(8) 4-Nitrobifenilo 4-NBP
(9) N-Nitrosodimetilamina Dimetilamina
(10) beta-Propiolactone Betaprone (TM)
(11) Éter de clorometilo de metilo CMME
(12) alpha-Naphthylamine 1-NA
(13) 4,4'-metilenbis (2-Cloroanilina) MOCA (TM)
(14) La etilenimina EI
(15) Asbestor, incluyendo el crisotilo, amosita, crocidolita, tremolita, antofilita y actinolita
(16) El cloruro de vinilo
(17) Benceno
(18) Polvo arsénico & amp; arsenicales
(19) Óxido de arsénico
(20) Tricloruro de arsénico
(21) Trióxido de arsénico
(22) Arseniato de plomo
(23) Arseniato de sodio
(24) Tetracloruro de carbono
(25) Cloroformo

Drogas y bebida

Para evitar un accidente, vale la pena examinar la ingesta de los 2Ds, drogas y bebida. Muchos de los accidentes dejan la policía y los equipos de investigación de accidentes desconcertados. No hay ninguna causa aparente. La causa oculta puede ser el alcohol, el exceso de velocidad, la fatiga o tal vez las drogas.

Somnolencia inducida por fármacos y el tiempo de reacción retardada son asesinos. Medicamentos con receta, medicamentos de venta libre, drogas ilícitas, alcohol y algunas veces la píldora pueden poner su vida en peligro. En clima frío, la gripe y el goteo nasal actúan como señales para llegar a las drogas. La mejor solución es permanecer en la cama o consultar a su médico. Muchos de los 'llamados' medicamentos para combatir el resfriado y los antihistamínicos pueden causar somnolencia.

TOS & amp; REMEDIOS PARA EL RESFRIADO: aquellos que contienen antihistamínicos, codeína o están hechas de alcohol, pueden causar somnolencia.

ANALGÉSICOS: Algunos efectos secundarios incluyen mareos, somnolencia, problemas de visión, temblores y el movimiento muscular descoordinado.

Medicinas para las úlceras: La somnolencia y visión borrosa.

TRANQUILIZANTES: Somnolencia.

PÍLDORAS DE DIETA: Mareos y somnolencia.

ANFETAMINAS: El colapso repentino y total.

ANTI HYPER -ENSIÓN: Periodos parecidos a la amnesia, falta de concentración, mareos y vértigo.

ALCOHOL: Somnolencia, visión reducida y reflejos lentos.

Nunca lave cualquier droga con una bebida alcohólica. La combinación de pastillas y alcohol puede causar efectos secundarios peligrosos y, a veces puede resultar fatal.

Aquí hay cuatro directrices para el uso seguro de los medicamentos:
  1. Escuchar cuidadosamente las instrucciones de su médico sobre el uso de los medicamentos prescritos. Si advierte contra la conducción - no conduzca.
  2. Preguntar acerca de los posibles efectos secundarios de un medicamento sin receta desde el farmacéutico o leer cuidadosamente la etiqueta de advertencia.
  3. Evitar el alcohol si va a conducir y nunca mezcle el alcohol y las drogas.
  4. ​Esté atento a la somnolencia. Detenerse en un lugar seguro y dormir sin cualquier efecto secundario en lugar de tener una oportunidad de no llegar a su destino.